«Danos la oportunidad de cambiar nuestra historia»

 

Este es el slogan del proyecto de la Campaña “13 Casas” con los niños de la calle en Ghana. Sus historia y sus planes de cambiarla se han visto dramáticamente alterados con la epidemia de COVID-19. Como respuesta, la Campaña “13 Casas” se ha adaptado desde abril. El objetivo es no abandonar a las personas que viven en la calle, más vulnerables que nunca.

Los miembros de la Familia Vicenciana que gestionan proyectos de las 13 Casas en áreas olvidadas del mundo han decidido expandir sus servicios dada la creciente necesidad de grupos de personas sin hogar, y la Alianza Famvin con las personas sin hogar los está apoyando con tus donaciones.

Hace un mes, identificamos cinco iniciativas en el Líbano, Filipinas, Perú Ruanda y Ucrania. Desde entonces ¡se han triplicado! Los números probablemente seguirán creciendo si la pandemia se vuelve más severa y se propaga a otros países.

Puedes ser de gran ayuda para cambiar las historias que estamos conociendo: hambre, desempleo, hacinamiento en pequeñas chabolas o campos de refugiados y abusos policiales contra habitantes de barrios marginales.

Nuestras iniciativas vicencianas proveen comida, refugio, productos higiénicos, medicinas y material de protección.

Por 80$, puedes alimentar a una familia durante un mes en Guatemala.

Por 70$, puedes ofrecer refugio y alimentar a una persona durante un mes en Tanzania.

Por 50$, puedes alimentar a un niño de la calle durante un mes en Ghana.

Por 20$, puedes alimentar a una familia durante una semana en Ecuador, o a un refugiado durante un mes en Ruanda.

Más abajo puedes leer más historias sobre a quién puedes ayudar. No nos olvidemos de ninguna de ellas.

Nuestro objetivo mínimo son 10 000$

 

¡Dona y comparte nuestro llamamiento!

Angola

1 200 personas

Hasta el momento, los Misioneros Seglares Vicencianos han ayudado a más de 1180 habitantes de barrios marginales en comunidad pobres de Angola. Su trabajo se centra en proveer comida para combatir la malnutrición en niños y mejorar el saneamiento para combatir la propagación del virus.  

Bolivia

200 familias

Los Misioneros Seglares Vicencianos (MISEVI) trabajan con familias que han perdido todos sus ingresos generando oportunidades para hogares liderados por mujeres. Hasta la fecha, 200 familias pobres (sobre 800 personas) también han recibido comida.

República Dominicana

45 familias

Juventud Mariana Vicentina (JMV) se ha lanzado en una misión especial durante la pandemia. Cada sábado, los grupos hacen entrega de productos alimenticios a familias necesitadas en diferentes zonas del país. Ya han ayudado a 45 familias y esperan poder colaborar con más familias en las próximas semanas.

Ecuador

2 000 familias

Las nueve ramas de la Familia Vicenciana en Ecuador colaboran en una campaña nacional llamado “Para Cuidarnos Todos”. El objetivo es distribuir comida y productos de higiene a 2000 familias que han perdido sus medios de vida en las áreas más pobres del país.

Etiopía

400 personas

Las Hijas de la Caridad continúan sirviendo a las personas sin hogar y aquellas en extrema pobreza asegurando que se cumplan su derecho a asistencia humanitaria. Proveen comida, ropa, mantas y productos de higiene, así como equipos de protección para los trabajadores de primera línea.

Ghana 

350 personas

El programa de las Hijas de la Caridad para los niños de la calle en Kumasi, Ghana, trabaja en favor de los niños víctimas de trata y participa en la Campaña “13 Casas” . Muchos de estos niños de la calle y mujeres jóvenes en Ghana se han visto negativamente afectados por el confinamiento ya que sus únicos ingresos son pequeños trabajos como ayudar a vendedores callejeros de comida o moviendo paquetes pesados. Al desaparecer la necesidad de estos trabajos, también lo ha hecho su medio de supervivencia.

Guatemala

100 familias

Los más pobres luchan por sobrevivir y alimentar a sus hijos al haber perdido sus escasos ingresos. Las Hijas de la Caridad visitan regularmente a un centenar de las familias más pobres en sus comunidades para apoyarlos en estos difíciles tiempos.

Madagascar

25 000 people

Akamasoa, el proyecto Vicenciano iniciado por el padre Pedro Opeka, distribuye ayuda a todas las familias obligadas a confinarse en las periferias de Antananarivo.

Perú (Pisco)

300 personas

En respuesta a la COVID-19, la Congregación de la Misión abrió un comedor social y ahora ofrecen 340 comidas cada día. Mucha gente se ha unido sus manos para hacer de este proyecto una realidad

Rumanía

1 familia

La SSVP de Rumanía visita a las familias pobres y vulnerables en sus comunidades. A pesar de virus, pronto comenzarán a construir un nuevo hogar para una de estas familias como parte de la Campaña “13 Casas”, asegurando así que tendrán un lugar seguro y caliente para el invierno.

Tanzania

100 people

El gobierno ha pedido a la Congregación de la Misión que gestione un “Campamento de Cuarentena” para cuidar a más de 100 personas confinadas. Proveen comida, productos de higiene y equipos de protección para trabajadores sanitarios.

También hemos apoyado estos proyectos anteriormente

Filipinas

Vincent Helps, una alianza de diferentes organizaciones vicencianas de Filipinas, está trabajando activamente para prevenir que se propague la COVID-19 en los barrios informales y ayuda a las personas sin hogar a alimentara sus familias. 

Perú

En Perú, la demanda de comida en el comedor social de Chiclayo, gestionado por la organización vicenciana Color Esperanza, se ha incrementado un 50% por las restricciones de movimientos y sigue aumentando.

Ruanda

Nuestro embajador voluntario, padre Henri Matsinga CM, proporciona paquetes de comida a las familias refugiadas en el campo de Mahama, Ruanda, donde es capellán. Dadas las restricciones por la cuarentena, muchos refugiados burundeses no pueden mantenerse por sí mismos a través del pequeño comercio.

El Líbano

El Líbano ya atravesaba problemas políticos y económicos antes de la COVID-19. A pesar de las restricciones, la Oficina Social de la CM en Beirut continúa atendiendo a las familias libaneses más pobres que viven en barrios informales, pero también a algunos refugiados sirios que necesitan paquetes de comida y medicinas esenciales.

Ucrania

En Ucrania, Depaul trabaja duramente para mitigar el impacto de la cuarentena en las personas que viven en la calle y para apoyar a aquellos en mayor riesgo con problemas respiratorios. 

Vicencianos en acción

Sinhogarismo y COVID-19 en el contexto internacional

Sinhogarismo y COVID-19 en el contexto internacional

Uno de los aspectos positivos de la crisis del COVID-19 en el Reino Unido es que esta podría conducir a una reducción significativa en el número de personas que duermen en nuestras calles. Dentro de las primeras tres semanas de confinamiento, el gobierno, trabajando...

“Solo la Familia Vicentina vino a ayudarnos”

“Solo la Familia Vicentina vino a ayudarnos”

América Latina es ahora el centro de la COVID-19. Como en el pasado, la Familia Vicentina se ha levantado ante el reto de la pandemia y ha seguido trabajando con los más pobres de los pobres durante estos difíciles momentos. La Familia Vicentina en Ecuador, que ya se...

Ihor, una vida cambiada en medio de la pandemia en Ucrania

Ihor, una vida cambiada en medio de la pandemia en Ucrania

En marzo de este año, Ihor se acercó a los servicios comunitarios de Depaul Ucrania en Odesa y nos pidió ayuda. Ihor tiene 61 años, casado y con una hija, pero por culpa de un desacuerdo con sus familiares perdieron su casa hace cinco años. Desde entonces, la familia...

Warde, una historia de providencia

Warde, una historia de providencia

Warde te recibe con una gran sonrisa y ojos brillantes, una visita por la que reza todos los días, todas las semanas, todos los meses. Sonríe como si no le preocupara nada en el mundo, te saluda cómo si te conociera de toda la vida y desprende positividad como si no...

¡Cuéntanos tu historia en los comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.